Fuente: AEMET

Radar

El radar meteorológico facilita la localización de precipitaciones. A su vez, se emplea para calcular sus trayectorias y evaluar su potencial de daño, entre otras variables. Todo ello, a partir de la reacción de las gotas-masas de precipitación al ser iluminadas por el haz del radar (reflectividad). Se muestran imágenes correspondientes a la elevación más baja de la exploración radar (0,5º sobre el plano horizontal). La escala de color señala intervalos de reflectividad en decibelios Z. Las horas indicadas se refieren a la Península.

25/08/2019 11:20